Otra boca que alimentar

En mucho de los casos que nos llegan al correo a través de nuestro contacto, las historias se asemejan y una de ellas es la siguiente, la de traer al mundo otra boca que alimentar y estando sola, con condiciones economicas desfavorable; a continuación un relato muy típico:

Simona dice: “Tengo una hija ya, su padre no se hizo cargo. No tengo pareja estable, es un amante que creo, que lo hizo a propósito, me embarazo. El no sabe, si se entera me dice que lo tenga. Claro como a él no le toca hacer nada, tengo 44 años, no quiero otro hijo. Es mi decisión

Es su decisión y la ayudaremos

Leave a Reply

Your email address will not be published.